Plan para autónomos y emprendedores

Es un producto, de cotización (abono) mensual, que se ofrece a aquellos ingenieros industriales, ingenieros del ICAI e ingenieros aeronáuticos que ejercen la profesión por cuenta propia (autónomos) que sustituye a la obligación de cotizar a la Seguridad Social. La naturaleza de las ventajas (respecto de la cotización a la Seguridad Social) que se derivan del mismo permiten calificar este producto como privilegio.

Te Llamamos
Coste.

Hasta un 33% más barato que la cotización a la Seguridad Social. Se establece un periodo inicial de 1 año y medio durante el que la cuota está bonificada.

Compatibilidad con la pensión pública.

Se permite trabajar como autónomo y, a la vez, percibir el 100% de la pensión pública de jubilación.

Fondo individualizado.

Las aportaciones a la jubilación quedan recogidas en un fondo individualizado de titularidad exclusiva del mutualista (no se destinan a un fondo común, como en la Seguridad Social).

Mismas coberturas que las ofrecidas por la Seguridad Social para autónomos.

Jubilación, fallecimiento, incapacidad permanente, incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y tarjeta pública sanitaria.

Sin condiciones.

No se establece un número de años mínimo de cotización (25 años en la Seguridad Social) necesarios para percibir, al menos, una pensión o capital mínimo de jubilación.

Sin límite máximo de capital de jubilación.

Tanto aportas para tu jubilación tanto percibirás como capital de jubilación (además del efecto multiplicador de la capitalización de intereses), sin topes máximos, como existe en la Seguridad Social.

Edad de jubilación.

Se establece la edad posible de jubilación a los 65 años, mientras que, en la Seguridad Social, actualmente, se establece a los 65 años y 4 meses, y acabará llegando a los 67 años.

Libre elección de cuotas.

Al contrario que en la Seguridad Social en la que, a partir de determinada edad, se limita el rango de posibles cotizaciones a elegir.