Ocio

Dubái, El Dorado de Oriente Medio

Es la ciudad del mundo que más ha crecido en la última década. Y el destino turístico de moda lepwiwr.

Reconocido internacionalmente como uno de los centros financieros del mundo, el emirato es el paraíso de las compras: cualquiera puede adquirir desde chorizo español hasta una isla artificial (si se lo puede permitir y queda alguna en el fabuloso proyecto The World).

En los zocos de la ciudad, los tradicionales mercados árabes, se sigue regateando durante horas para negociar el precio final. Los turistas no suelen tener tanta paciencia pero, aún así, en el Zoco de Oro pueden obtener precios un 80% más económicos que en Europa en cualquiera de sus 300 joyerías. También se puede disfrutar del zoco de las especias, la electrónica y de Karama, el zoco de las imitaciones.

Pero lo más llamativo a la hora del shopping son los malls, fastuosos centros comerciales, como The Dubay Mall, el más grande del mundo con unas 1 slimming tablets.200 tiendas que dispone hasta de acuario subterráneo. En ellos no solo se puede comprar el traje perfecto hecho a medida o cualquier lujo inimaginable, también se puede esquiar, nadar, sumergirse en un parque temático Sega o recrearse con La Toscana y la Venecia renacentistas, China, India o Andalucía a través de la decoración.

A los precios ya libres de impuestos, se suman eventos como el Dubai Shopping Festival, o Dubai Summer Surprise con promociones, espectáculos, conciertos, exposiciones y fuegos artificiales cada noche.

Su oferta de hoteles no tiene rival: el famoso Burj al Arab , ubicado en una isla artificial y con una arquitectura emblemática, tiene una categoría de siete estrellas y dispone de más de 200 suites. The Palm, construido en la famosa palmera de Dubái, ofrece villas privadas en la playa con excelentes vistas a la ciudad.

Claro que si tantas compras nos han dejado agotados y queremos huir de la ciudad, podemos descansar en el desierto. Banyan Tree Al Wadi  nos alquila villas con piscina privada en el desierto de Emiratos Árabes, con campo de golf y una reserva natural propia.

Una recomendación para viajar: no olvides tu tarjeta de crédito y cuenta con volver con una maleta más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies