Sabías qué...

Vulcanol, el combustible poco contaminante que aprovecha la energía de los volcanes

Vulcanol, el combustible poco contaminante que aprovecha la energía de los volcanes

La alternativa ideal al petróleo en la búsqueda de un combustible poco contaminante mientras se consolidan los coches eléctricos podría pasar por Islandia, el país de los volcanes. Allí, una compañía lleva dos años experimentando con un nuevo metanol extraído de la energía volcánica, que reduce las emisiones de carbono en un 90% respecto a la gasolina en todo su proceso de producción y combustión.

Vulcanol es el nombre que le ha dado a su nuevo combustible la firma islandesa Carbon Recycling International (CRI), participada por la multinacional china Geely, marca matriz de Volvo.

De momento, el proceso de desarrollo del Vulcanol está en la fase de experimentación. Concretamente, CRI lo ha estado probando durante 18 meses en una pequeña flota de seis berlinas Emigrand 7, la submarca que surgió de la sinergia de la adquisición de Volvo por Geely en 2010.

Estos vehículos experimentales están utilizando un motor híbrido bifuel que puede funcionar tanto con gasolina como Vulcanol. La razón es que en arranques en frío, particularmente en las gélidas temperaturas que se pueden dar en Islandia, este metanol no llega a evaporizarse por lo que es preciso un combustible de mayor poder calorífico que el de este metanol.

Por lo demás, todo parecen ser ventajas con el combustible de los volcanes. Para su producción se utiliza el dióxido de carbono fósil liberado por la actividad volcánica de Islandia. Las dos docenas largas de volcanes activos del país insular han propiciado el desarrollo de la energía geotérmica, que proporciona calor a cerca del 85% de los hogares islandeses.

El hidrógeno que, combinado con el CO2, se transforma en fuel sintético, se genera además mediante un proceso de hidrólisis que aprovecha la energía eléctrica generada por la misma energía volcánica, una energía renovable de bajo impacto ambiental.

Se trata, por lo tanto, de un proceso mucho menos contaminante en comparación con otro tipo de metano. Y tampoco requiere del uso de tierras de cultivo como algunos bioetanoles, que provocan un alza en los precios de los alimentos en los países que los producen, generalmente naciones en vías de desarrollo.

Los resultados de las pruebas desarrolladas durante año y medio por CRI y que terminaron en diciembre pasado, tras 150.000 kilómetros recorridos por las seis berlinas, arrojaron que éstas emitieron a la atmósfera en promedio un 70% menos de dióxido de carbono que un vehículo de gasolina.

Por otro lado, al contrario que este combustible, está libre de otras partículas finas residuales nocivas para la salud humana como el azufre.

Económicamente, el desempeño de los automóviles testeados con Vulcanol ha sido comparable con el de otros de similar tamaño, tanto de gasolina como eléctricos o híbridos.

La firma islandesa ya tiene una planta de producción de Vulcanol en la ciudad islandesa de Grindavik y se prepara para hacer pruebas a mayor escala con el objetivo de lanzar la producción a gran escala de este metanol.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies