Ocio

Egipto tendrá una nueva capital construida de la nada

Egipto tendrá una nueva capital construida de la nada en medio del desierto

Si preguntamos cuál es la capital de Egipto, la respuesta correcta, de momento, es El Cairo. Y sí, solo de momento, porque entre los planes del país egipcio está levantar una nueva capital, desde cero y en medio del desierto, que sustituirá en 2019 a la actual.

Las características de la nueva capital

Este proyecto es, sin duda, una obra de ingeniería y arquitectura de grandes dimensiones. No es para menos, pues se espera que la nueva ciudad esté compuesta por unos 20 distritos y sea capaz de albergar entre cinco y seis millones y medio de personas.

Para ello, hacen falta muchas construcciones de viviendas, servicios públicos, grandes infraestructuras y edificios que toda ciudad en la actualidad debe contener.

Se espera, además, que la primera fase de este proyecto esté terminada a finales de este año 2018, momento en el cual se trasladarán todos los ministerios y órganos de poder del país. Y en 2019 se pretende que pueda empezar a funcionar como una gran ciudad y nueva capital de Egipto. Esta ciudad, sin embargo, todavía no tiene nombre, aunque sí tiene ubicación: se encuentra a tan solo 30 kilómetros de El Cairo.

El plan para la actual capital, El Cairo, tampoco está muy claro, pues no se ha comunicado qué ocurrirá con todos los edificios que se vacíen y todas las viviendas que queden desiertas tras la mudanza de millones de habitantes a la nueva ciudad.

Los motivos de este “mega” proyecto

Muchos, al leer estas líneas, se preguntarán: ¿Por qué? ¿Para qué construir de la nada una nueva capital, si Egipto ya cuenta con El Cairo como tal? Pues bien, las autoridades defienden este proyecto, que ya está en marcha, como la solución para escapar de la congestión y contaminación de El Cairo.

De hecho, esta nueva ciudad está planteada de un modo totalmente inteligente, con muchos espacios verdes y con la capacidad de respetar el medio ambiente. Tanto es así que uno de los retos planteados es que la ciudad se construya en torno a una zona verde equivalente a dos veces el central Park de Nueva York. Las viviendas de lujo, ya anunciadas por todas partes, son también uno de los grandes atractivos de este nuevo espacio, que pretende atraer a los más pudientes de la ciudad.

Futuro incierto

A pesar de la gran inversión realizada en este proyecto, que se estimó en un principio en 34.000 millones de euros, aunque podría haber aumentado, existe el miedo de que no se cumplan las expectativas puestas en esta gran ciudad.

Es decir, el temor reside en que el trasvase de ciudadanos no sea suficiente como para convertir a este nuevo espacio en una gran ciudad, como la nueva capital. Los precios de la vivienda son altos, y el Gobierno, consciente de ello, está ofreciendo ayudas de hasta el 25% en la compra de la misma para tratar de favorecer que los ciudadanos decidan mudarse.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies