Sabías qué...

De paraguas y drones, buscando el modo “manos libres” bajo la lluvia

De paraguas y drones, buscando el modo “manos libres” bajo la lluvia

Son muchas las personas que prefieren mojarse bajo la lluvia antes que llevar un paraguas consigo, solo por el mero hecho de no tener que ir cargando con él por la calle. La verdad es que limita movimientos y libertad en las manos. Pero esta situación podría haber llegado a su fin con este invento asiático: un paraguas autónomo capaz de seguirte mientras llueve para que no tengas que sostenerlo.

El mecanismo parece sencillo y lógico. Un dron es la estructura principal del paraguas, que te sigue bajo la lluvia cubriéndote y protegiéndote para que no te mojes. Desde luego, los inventos tecnológicos y de ingeniería están llegando a solucionar hasta las situaciones más rutinarias de nuestra vida diaria. Pero, ¿es una solución tan perfecta como parece?

Algunos cabos sueltos en este invento tan práctico

Por un lado, la compañía Asahi Power Service, creadora de este invento, debe ultimar los detalles en cuanto a la estructura principal del paraguas: el dron. Y es que de momento, las aspas del dron que giran mientras se mueve no van cubiertas, lo que algunos han podido interpretarlo (y no es para menos) como un signo de mínima seguridad.

¿Qué ocurre si el mecanismo falla y se te cae encima a ti o a cualquier otra persona que pase por la calle? El riesgo es evidente, ya que podría causarte daños en el cabello o en la cara. Sin embargo, la empresa asegura que esto ya lo tiene solucionado, y que el modelo oficial y comercial contará con unas aspas cubiertas para total seguridad.

Otra de las cuestiones que no se ha resuelto todavía es la duración de la batería. Es importante saber cuánto tiempo aguantará el dron circulando de manera autónoma bajo la lluvia para saber qué tipo de trayecto puedes realizar en un día de precipitación.

El ruido es otro de los impedimentos actuales de este invento, ya que parece que suena demasiado y podría ser una molestia tanto para el propietario del mismo como para el resto de personas que caminan cerca por la calle.

Además, tampoco está todavía clara la regulación de los drones en espacios urbanos, que además difiere según el país donde te encuentres. En algunos lugares se considera ilegal y en otros, ni siquiera se ha regulado este punto todavía, por la novedad que presenta el uso de drones en la ciudad.

Una solución intermedia

Una de las posibilidades que se ha planteado es la opción de que el paraguas autónomo sirva como una posible solución intermedia entre tener que sostenerlo y poder tener algún rato de libertad en brazos y manos. Es decir, que la persona en cuestión sostenga el paraguas de manera tradicional, pero que en momentos puntuales, para hacerse un selfie o hablar por el móvil, pueda activar el modo autónomo.

La idea en sí es bastante buena e innovadora, pero tendremos que comprobar si este modelo de paraguas triunfa a corto o medio plazo en las ciudades del mundo. De momento, todavía en prototipo, el precio de este invento ronda los 200 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies