Sabías qué...

El escutoide, la nueva forma geométrica descubierta este verano

El escutoide, la nueva forma geométrica descubierta este verano

Escutoide, en su denominación en castellano, y Scutoid, en su traducción al inglés, es el nombre dado a un hallazgo que ha necesitado hasta la creación de una nueva palabra para bautizar a una forma geométrica diferente a todas las conocidas hasta el momento. Un hallazgo que es resultado de una colaboración de Estados Unidos y España entre los equipos de Luis M. Escudero (Universidad de Sevilla) y el de Javier Buceta (Universidad de Lehigh).

La nueva forma geométrica desconocida hasta ahora ha sido descrita por el amplio y multidisciplinar grupo de científicos españoles que suscriben el estudio publicado en la revista Nature Communications y que concluye que los escutoides son una de las soluciones de la naturaleza para lograr la flexión epitelial. Una solución que supone el descubrimiento de una nueva forma geométrica. Y es que, en el desarrollo de los animales, la flexión de los tejidos contribuye a dar forma a los órganos con estructuras tridimensionales complejas, con una arquitectura en gran medida desconocida, como ésta que se ha descubierto. El origen del descubrimiento está en un trabajo de morfogénesis, que es el proceso biológico que permite que un organismo vivo desarrolle su forma, con el que este equipo de investigación querían describir cómo se empaquetaban las células epiteliales, que son “los bloques de construcción con los que se forma un organismo”, según han definido didácticamente Luis María Escudero y su equipo en varios entrevistas y artículos divulgativos que han tenido que atender este verano tras el interés y curiosidad que ha despertado el novedoso escutoide.

El grupo investigador ha estado trabajando en entender cómo se forman los seres vivos, cómo a partir de un zigoto se establece un organismo completo con todos sus órganos funcionales (lo explica Escudero en este artículo de Elmundo.es) Y en este proceso, ha sido determinante pasar del plano bidimensional al 3D para descubrir cómo la naturaleza, como han comprobado en modelos básicos de biología celular, se organiza en una nueva forma similar a un prisma alargado con cinco caras, una de las cuales parecería cortada en diagonal en uno de sus extremos. Estos sólidos geométricos, cuyas caras laterales pueden ser cóncavas o convexas, hacen posible un encaje que permite ocupar superficies curvas.

Nos parece una de las descripciones más comprensibles, la se hace en este artículo de MuyInteresante: Parece un prisma, pero mientras que un extremo del prisma tiene cinco aristas, el otro tiene seis: una peculiaridad geométrica hecha posible por una división en forma de Y que divide uno de los bordes del prisma en dos, creando un mini triángulo.

Y sobre su importancia, Clara Grima, matemática de este equipo, explica en este artículo en elpais.es, como el análisis, completado por el equipo de Javier Buceta, del Departamento de Bioingeniería de la Universidad de Lehigh, concluye que esta estructura, el escutoide, es más favorable para el tejido desde el punto de vista energético y esto es importante porque facilita adoptar formas muy diferentes, que es lo necesario para que se establezcan bien los órganos y funcionen correctamente.

¿Y por qué es tan significativo lo que implica haber descubierto a los curiosos escutoides? Porque conocer con este nivel de detalle la estructura de las células epiteliales puede ser fundamental para la creación de órganos con impresión 3D y permitirá identificar modelos de epitelios sanos, a partir de su geometría, que servirán como patrones para detectar un crecimiento celular anómalo.

Se abren posibilidades muy interesantes para nuevos avances en biomedicina, ya que, según apunta Escudero en BBC.es, “la ingeniería de tejidos está avanzando ahora enormemente y, sabiendo cuál es la estructura de los órganos en la realidad, será más fácil que los órganos que se crean en el laboratorio reproduzcan todas las características de los órganos reales”.

Queda claro que los escutoides, con todas sus novedades y peculiaridades geométricas, abren muchas puertas para futuras investigaciones. Por el momento, cuando menos ya ha causado alta expectación con la llegada de un nuevo término al vocabulario científico, y que promete estar en la base de muchos más descubrimientos.

* Fuente de la imagen, artículo de Nature Communications

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies