Sabías qué...

IROS 2018, mirando al futuro con ojos de robot

IROS 2018, mirando al futuro con ojos de robot

La primera semana de octubre los medios se llenaron de titulares que parecían promocionar alguna película de Spielberg o de Kubrick. ‘Los robots conquistan Madrid en son de paz’, ‘Los robots toman Madrid’, “Soy un robot mago y puedo leerte la mente” o “Mi jefe será un algoritmo” fueron algunos de los encabezados. De momento no nos encontramos ante una invasión robótica, pero Madrid sí fue testigo de una auténtica revolución tecnológica durante las jornadas del IROS2018.

IROS son las siglas de la Conferencia Internacional de Robots y Sistemas Inteligentes (International Conference on Intelligent Robots and Systems). Todavía no son los robots quienes imparten los talleres y dan las conferencias, pero por lo que se vio durante el evento pronto podrían llegar a hacerlo. El lema de esta edición, “Hacia una sociedad robótica” avanzaba la presentación de una serie de novedosas tecnologías que quizás dentro de unos años ya podrían estar integradas en nuestra vida cotidiana, y no solo ser accesibles para organizaciones y empresas que poseen un gran capital.

Ahora los robots tienen nombre propio: Jaco, Eve, Justina, Nao y Pepper, Iiwa… Son algunos de los androides que protagonizaron el evento, según informó Efe. Estos autómatas han sido creados con finalidades muy diferentes, pero todos están conectados por un objetivo común: llegar a formar parte de nuestras vidas.

El responsable de IROS2108 aclaró que el proceso iba a ser progresivo, “con capacidades robóticas más limitadas al principio, que se irán ampliando”. Robots que jamás pierden el equilibrio, robots con habilidades para ejercer como terapeutas y contar historias a niños, robots con potentes sistemas sensoriales, extremidades robóticas con gran precisión, asistentes personales… Las posibilidades son múltiples. Alrededor de 1.200 profesionales se reunieron en Madrid para mostrar sus creaciones y de lo que podría llegar a ser capaz la ciencia cuando se tiene suficientes recursos, el talento potenciado y las ideas claras.

Pero el Congreso no fue tan solo un escaparate de propuestas, avances científicos, extremidades móviles y humanoides que investigan e interaccionan casi como humanos. También se debatió, precisamente, sobre las cuestiones humanas y morales que envuelven a estos autómatas y su convivencia con los seres humanos. Empleo, costes sociales, educación, etc. son algunos de los temas que se pusieron sobre la mesa, ante la necesidad de estar preparados para lo que puedan traer estos avances. ¿Qué efecto tendría sobre la sociedad incluir robots en nuestro día a día? ¿Qué cambio social generaría? ¿Cómo podría educarse de forma eficiente en las escuelas y universidades? Son muchas las preguntas a las que dieron vueltas los ponentes y profesionales, pero todavía queda mucho por explorar.

IROS recibe el apoyo del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE) de Estados Unidos y la Sociedad Robótica Japonesa (JRS), dos de las sociedades científicas más importantes en el área de la robótica, así como de la Unión Europea y de diferentes empresas patrocinadoras del sector. IROS2019 se celebrará en Macau, China, El evento tardará al menos tres años en volver a celebrarse en Europa, y quién sabe cuántos años hasta volver a España. ¿Cómo habrá cambiado el mundo para entonces?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies