Ocio

Cuando la nostalgia es un negocio

nostalgia negocio

Cuando la nostalgia es un negocio: del fenómeno Yo fui a EGB el festival que recupera la música de los años 2000

De un tiempo a esta parte, la nostalgia se ha convertido en una tendencia cultural, con todo lo que eso implica: producciones audiovisuales que recuperan la estética de los años 90, libros que recopilan los iconos de una época y hasta conciertos que reúnen a los grupos que, un día, fueron números 1.

La nostalgia, por tanto, también es un negocio. Solo hay que echar un vistazo al fenómeno Yo fui a EGB o a la última propuesta musical que reúne a las bandas de los años 2000, el festival Love The Tuentis. Este último, que se celebrará el próximo 29 de junio en Madrid, contará en sus tres escenarios con Pignoise, El sueño de Morfeo, Alex Ubago y hasta King Africa. La nostalgia para millennials ya está aquí, pero vayamos por partes.

Podríamos decir que, en España, todo esto comenzó con Yo fui a EGB. Aquella página de Facebook que recordaba iconos pop de la generación X, sus meriendas y sus programas de televisión dio pronto el salto de internet al papel (qué menos, los que fueron a la EGB no se educaron con pantallas, sino con libros de texto).

Con la frase “no somos nostálgicos, más que nada porque no hay nostalgias como las de antes” como sentencia de cabecera, pusieron a una generación entera a regresar a su infancia y recordar con el mismo cariño a la Hormiga Atómica, a la mercromina, a Espinete o a las ceras Manley. El libro ‘Yo fui a EGB’ fue un superventas… hasta el punto de que, ahora, podemos encontrar en las librerías los volúmenes 2, 3 y 4 de esta nostálgica saga.

Pero la cosa no acabó ahí: Yo fui a EGB es hoy toda una franquicia, con un juego de mesa del mismo nombre, una gira de conciertos en cuyo cartel figuran Ana Torroja, La Unión, OBK y Olé y hasta unas zapatillas de andar por casa con el nombre del fenómeno impresa. Solo aptas para auténticos fans.

De EGB a la LOGSE

Aquellos a los que se les asoma la lagrimilla cuando echan un vistazo al perfil de Instagram de Yo fui a EGB son los padres de los millennials, los que empiezan a rendirse ahora a la nostalgia.

Los millennials o generación Y, aquellos nacidos entre 1980 y 1999, son los que vivieron la transición del universo analógico al digital; los que, para conectarse a internet, tenían que dejar inutilizado el teléfono fijo de casa; los que se hacían perdidas con su primer móvil para decir, en una especie de código morse moderno, “estoy abajo”; los que se comunicaban por Messenger y los que emplearon Fotolog como antesala de Instagram.

Para captar su atención están concebidos festivales como el citado Love The Tuentis, que hasta con su estética retrotrae a las ediciones noventeras de la revista Súper Pop.

La nostalgia para millennials es un engranaje que se acaba de poner en marcha y que puede tener un amplio recorrido. Netflix, plataforma de contenido audiovisual muy empleada por esta generación, lo sabe bien: de ahí su apuesta por series como ‘Stranger Things’ o ‘Everything Sucks’, un retorno a la adolescencia en los 90.

La televisión más tradicional no es ajena a este fenómeno, y por eso la cadena pública opta por formatos como ‘Ochéntame’, destinado a conquistar a quienes se criaron viendo ‘La bola de cristal’ y ‘Cachitos’, pensado para los que, cada sábado por la mañana, desayunaban viendo ‘Música Sí’.

Quizá la mayor expresión (mayor en términos de inversión) de apuesta por la nostalgia millennial sea la decisión de Disney de producir el remake de cintas que tanto éxito tuvieron hace unas décadas. Este 2019 será el año del regreso de ‘El rey león’, ‘Dumbo’ y ‘Aladdin’. Nada menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies