La Mutualidad al día

Los seguros de vida, un seguro también para las hipotecas

Los seguros de vida, un seguro también para las hipotecas

 

Cuando contratamos una hipoteca, en la mayoría de los casos se nos ofrece, también, un seguro de vida con cobertura de fallecimiento. Y, aunque a nadie le gusta considerar su muerte, lo cierto es que esta protección no es nada accesoria: en caso de deceso del hipotecado, salda la deuda con el banco, evitando así que la familia tenga que hacer frente al préstamo sin los ingresos de esa persona.

Según se desprende del informe La fatalidad, en el peor momento. Prestaciones del seguro de vida relacionadas con hipotecas, elaborado por el programa Estamos seguros de UNESPA, ideado para concienciar sobre el valor de los seguros, en España hay 3,8 millones de hipotecados que cuentan con una cobertura de este tipo.

“Si contrato una hipoteca a 30 años con otros 30, significa que la habré acabado de pagar a los 60. No es habitual, en España, morir antes de esa edad”, cabe pensar cuando se valore contar con este tipo de seguro. Pero los datos del citado estudio indican que la edad más habitual a la que fallecen las personas aseguradas con deudas pendientes es 56 años; además, uno de cada cinco fallecidos de la muestra tenía menos de 46 años, y, en tres cuartas partes de los casos, menos de 60.

El informe de Estamos seguros, realizado a partir de muertes ocurridas entre junio de 2017 y mayo de 2018, analiza también el tiempo transcurrido entre la contratación del seguro y el fallecimiento. De media, transcurren 11,3 años entre ambos momentos, si bien en cuatro de cada 10 casos el deceso sucedió en los cinco primeros años, cuando la deuda de la hipoteca estaba pendiente casi en su totalidad.

La cuantía de la indemnización

Cabe también, al considerar uno de estos seguros, preguntarse por la cuantía de las indemnizaciones. La media nacional se sitúa en 34.783 euros, según el estudio, si bien en su muestra analizada se encontraron también casos en los que la aseguradora aportó más de 324.000 euros.

Desde UNESA, la Asociación Empresarial del Seguro, que agrupa a más de 200 entidades aseguradoras y cerca del 98% del volumen del negocio en España, animan a poner en contexto estos datos antes de evaluarlos.

Por un lado, hay que tener en cuenta que, en la actualidad, las hipotecas españolas medias rondan los 125.000 euros, según el Instituto Nacional de Estadística. Pero, si la mayor parte de los fallecidos rondaba la cincuentena, sus hipotecas fueron firmadas hace unos 20 años: no hay datos recopilados del precio medio de una vivienda en los años 90, pero en 2003 era de 90.000 euros.

¿Varía la indemnización según la zona del país? Sí, igual que ocurre con los precios de las viviendas. Tal y como indica el estudio de Estamos seguros, Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia agrupan una de cada cinco muertes de personas con hipoteca y seguro, pero no cuentan con las indemnizaciones medias más altas, que recaen en Marbella (93.136 euros) y San Sebastián (76.607 euros).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies