En Perspectiva

Los airbags del futuro protegen la carrocería y salvan vidas

Los airbags del futuro protegen la carrocería y salvan vidas

Un airbag por fuera del coche. Esta idea ronda la cabeza de los investigadores de ZF Group desde 2013. El fabricante de componentes para automóviles alemán ha estudiado los accidentes por alcance lateral que se producen a diario con interesantes resultados. Según sus cálculos, tres centímetros de profundidad en una colisión lateral pueden suponer la diferencia entre un herido grave y uno leve, o lo que es lo mismo, entre la vida y la muerte.

Reducir esa profundidad en el choque es su objetivo. Para ello han ideado una gran bolsa que se infla en los laterales del coche en el instante previo a que se produzca el accidente. Ese nuevo airbag crea una barrera que protege a su vez a los pasajeros del vehículo y a la carrocería, que ve como un choque de este tipo produce daños mínimos en comparación con la actualidad.

Este avance llega en un momento en el que el futuro automovilístico se dibuja plagado de coches autónomos. Las nuevas cámaras, los radares, sensores y la tecnología propia de la conducción autónoma permiten intuir el entorno por el que circulamos y detectar otros vehículos. Gracias a la inteligencia artificial, el coche identificaría un choque inminente y podría activar el airbag externo unos segundos antes del golpe.

El mecanismo del airbag externo, sin embargo, no difiere mucho del de uno actual. La mecánica es casi la misma: una explosión controlada de gas hincha el tejido para crear una almohada salvavidas. Las variantes que ha introducido ZF Group se basan en la necesidad de crear una bolsa más grande, que cubra toda la extensión lateral del vehículo. Tal y como anuncian desde la firma, este airbag tendrá unas medidas aproximadas de dos metros de largo, 55 centímetros de altura y 40 centímetros de anchura. Estas dimensiones requieren de un generador de gas más potente, capaz de llenar una bolsa notablemente mayor en 60 milésimas de segundo.

Los avances en el mundo de la conducción responden a las nuevas necesidades que tendrán los usuarios del futuro cercano. Aunque idealmente con la llegada de los vehículos sin conductor se eliminarán la mayor parte de los accidentes, las compañías del sector no confían en ese escenario.

Los fabricantes de piezas y complementos para automóviles están creando nuevos sistemas de seguridad ante la posibilidad de que dentro de poco el coche tal y como lo conocemos cambie por completo. La autonomía de no tener que estar al volante ha llevado a compañías como la sueca Autoliv a imaginar asientos que giran para que los pasajeros se sienten los unos frente a los otros.

Pero para que esas predicciones se conviertan en realidad, la tecnología de prevención de accidentes debe actualizarse a la par. El airbag externo podría llegar a la calle en dos años, según anuncia ZF Group. Con él estaremos un paso más cerca del coche del futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies