Ocio

La escalera a ninguna parte de Nueva York, ¿dónde si no?

La escalera a ninguna parte de Nueva York, ¿dónde si no?

Nueva York es la ciudad que esconde mil ciudades en su interior, la ciudad de los contrastes, la ciudad de los rascacielos y la ciudad de las excentricidades y los proyectos de grandísima envergadura. Uno de ellos, quizá el más sonado de los últimos años, es Hudson Yards, que, entre otras cosas, incluye una escalera a ninguna parte desde la que observar la Gran Manzana.

Empecemos por el principio. En la zona oeste de Manhattan, en un entorno industrial y dedicado al almacenamiento y aparcamiento de trenes, surgió, allá por el año 2001, el proyecto que aspiraba a revitalizar este espacio y convertirlo en un centro de viviendas de lujo, oficinas y complejo comercial y de ocio. Casi 20 años después de aquella semilla, Hudson Yards se inauguró el pasado mes de marzo.

Este complejo, con partes aún por construir, tiene como carta de presentación The Vessel o La Nave, una escultura-edificio que promete convertirse en una de las atracciones turísticas más visitadas de Nueva York. ¿Qué es? Una escalera gigante que no conduce a ningún lugar concreto, pero que ofrece unas vistas de la ciudad desde un punto de mira diferente.

The Vessel está construida, como casi todo en Estados Unidos, a lo grande. Suma 2465 escalones, alcanza los 45,7 metros de altura y cuenta con 80 plataformas interconectadas entre sí para pasear y admirar Manhattan con una perspectiva de 360º.

Con sus 16 pisos, está concebida para mirar tanto al exterior del complejo y al corazón de la ciudad como al interior de la estructura, que recuerda a un enjambre fabricado en acero. Los 75 módulos que componen The Vessel fueron fabricados en Italia, pero ensamblados en este terreno neoyorquino en un proceso que se prolongó durante dos años: su construcción comenzó en abril de 2017; su inauguración llegó en marzo de 2019.

The Vessel ha sido ideada por el diseñador inglés Thomas Heatherwick, puede acoger a 1000 personas a la vez y abre todos los días en horario de 10 de la mañana a 9 de la noche, lo que la convierte en un mirador perfecto para observar el atardecer. De momento, se puede subir a este edificio de forma gratuita, si bien hay que reservar las entradas con antelación online en este enlace.

Esta escultura/edificio es solo uno de los atractivos de Hudson Yards. Considerado el mayor proyecto inmobiliario privado de la historia de los Estados Unidos y con un presupuesto de 25.000 millones de dólares, este complejo se ubica entre las calles 30 y 34 y las avenidas 10 y 11 de Manhattan, al norte del barrio de Chelsea.

Hudson Yards ocupa una superficie de casi 5 hectáreas y alberga también el Mercado Little Spain, un centro gastronómico impulsado por el chef José Andrés y los hermanos Adrià. Con más de 3000 metros cuadrados, aspira a ser el gran escaparate de la comida española en Nueva York.

Se prevé que el complejo Hudson Yards esté operativo en su totalidad para el año 2022 y, desde su inauguración el 15 de marzo, no ha dejado de sumar novedades: este mismo mes de abril abrió sus puertas el centro cultural The Shed, que también cuenta con un diseño peculiar y que, junto a The Vessel, supone un cambio del skyline de esta zona de Manhattan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies