Sabías qué...

Amazon instala tres de sus centros de datos en España

Amazon instala tres de sus centros de datos en España. ¿Para qué sirven estos espacios?

Se rumoreaba desde hace meses y el pasado mes de octubre se confirmó: Amazon instalará tres centros de datos en España; en concreto, en Aragón. Pero, para el público general, la pregunta es inmediata: ¿qué son esos centros de datos y para qué sirven? Tratemos de despejar la ecuación.

Amazon es mucho más que un gigante del comercio electrónico, más que un portal donde se puede adquirir casi cualquier producto. Una de sus líneas de negocio es Amazon Web Services (AWS), que actualmente reporta a la compañía un 70% del beneficio operativo. Y AWS es, básicamente, el servicio de almacenaje en la nube (servicio de ‘cloud computig’) de Amazon.

Los centros que la compañía estadounidense instalará en Aragón podrían comenzar a operar entre finales de 2022 y comienzos de 2023. Concretamente, estarán situados en El Burgo de Ebro, Villanueva de Gállego y la Plataforma Logística de Huesca (Plhus). Según Heraldo de Aragón, la puesta en marcha de estos tres centros de datos podría conllevar una inversión de hasta 2.500 millones de euros, así como crear 1.500 empleos en un plazo de 10 años.

La nueva región AWS en España será la séptima en Europa: seguirá la estela de las ya instaladas en Dublín, París, Frankfurt, Londres, Estocolmo y Milán, que comenzará a funcionar a partir de 2020.

Despejada la cuestión de qué es un centro de datos de Amazon, queda conocer para qué sirven estas regiones AWS. Se emplean para almacenar grandes cantidades de datos en la llamada nube, y grandes empresas mundiales como Netflix, Airbnb o Apple emplean la nube de Amazon. En España, se sirven de este servicio “más de dos tercios de las empresas del Ibex 35”, según explicó a El País Miguel Álava, responsable de AWS para el sur de Europa.

¿Qué aportará a las empresas españolas contar con un centro de AWS en el país? Podrán almacenar sus datos y los de sus clientes en unos servidores situados en España. Esta cuestión frena a muchas empresas a la hora de dar el salto a la nube, pues no quieren que sus informaciones estén almacenadas en servidores situados en Dublín, París, Londres o cualquier otra capital europea.

Además, el hecho de contar con servidores de AWS en España agilizará las operaciones. Es lo que los expertos llaman latencia, el tiempo que transcurre entre que se realiza una gestión y esta se ejecuta, que se acortará con la instalación de estos centros de datos en Aragón.

Pero no solo la empresa privada podrá migrar a la nube con la implantación de AWS en el valle del Ebro y alrededores: un gran cliente potencial para Amazon Web Services es la Administración Pública. Si apuesta por almacenar los datos de departamentos como Sanidad o Educación en estos servidores, la Administración se ahorraría tener que construir o adquirir sus propios centros de datos y servidores.

Incluso, se podría implantar un modelo híbrido, una mezcla entre servicios propios de datos y almacenaje en la nube. La transición a la era digital pasa por cuestiones mucho más profundas como esta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies