En Perspectiva

¿Serán los asteroides las minas del futuro?

Inteligencia artificial y tecnología: ¿qué nos deparará 2020?

Con el cambio de año y, especialmente, de década, llegan los repasos a los grandes éxitos en todas las disciplinas, pero también los vaticinios y previsiones de tendencias. En lo que respecta a tecnología e inteligencia artificial, dos ámbitos que han evolucionado sobremanera este 2019 (y esta década), ¿qué está por venir en 2020?

En cierto modo, 2019 ha sido el año de la explosión y asentamiento de la inteligencia artificial. La sociedad se ha familiarizado con este concepto, y su uso se ha extendido en particulares y empresas, que, sin ir más lejos, la emplean para cuestiones como la selección de personal.

Los expertos avanzan que 2020 será un año en el que la inteligencia artificial se integrará en algo tan relevante como la medicina. Ciertas herramientas y programas pueden ayudar a diagnosticar a pacientes, agilizando así los tiempos de espera; además, pueden servir a los médicos para contemplar en sus análisis datos y variables que, habitualmente, escapan a su control y su día a día.
La educación, otro de los pilares de la sociedad, está sumando la IA (siglas empleadas para nombrar la inteligencia artificial) a sus herramientas de trabajo habituales. Reemplazar a un profesor y su conocimiento y empatía es complicado (por no decir imposible), pero se pueden generar recursos que complementen ese trabajo. Algunas universidades, por ejemplo, han incorporado ya chatbots que sirven para resolver dudas recurrentes de los alumnos.

El futuro de los viajes (está por ver si esta medida se popularizará en 2020) pasa, también, por la inteligencia artificial, que permitirá embarcar en un avión sin mostrar el pasaporte o DNI. ¿Cómo? Un escáner analizará el rostro del viajero y comprobará sus datos, por lo que podrá pasar, de este modo, el control de seguridad. Será más ágil embarcar así (una medida, basada en la biometría, que ya están probando algunos aeropuertos y compañías), pero¿a cambio de qué? De la privacidad: los rostros de los viajeros deberán estar almacenados en bases de datos globales.

¿Qué queda por ver en tecnología?

Al echar la vista 10 años atrás, la evolución vivida en lo que a tecnología respecta es abrumadora. Todos los parámetros hacen presagiar que, dentro de una década, ocurrirá lo mismo. Y este 2020 será la semilla de esa nueva revolución tecnológica.
Porque se espera, en primer lugar, un potente avance y extensión del 5G, con todo lo que eso implicará. Si bien, actualmente, esta tecnología está disponible solo en un puñado de ciudades y de dispositivos, el próximo año será una de las grandes protagonistas.
¿Cómo van a evolucionar los smartphones? De un tiempo a esta parte, da la sensación de que la capacidad de innovación de los teléfonos inteligentes ha tocado techo. Su próxima frontera por conquistar será la de convertirse en dispositivos flexibles, un camino abierto ya este 2019 por Samsung.

No cabe duda de que, junto a los smartphones, los altavoces inteligentes han sido otros de los protagonistas de la década. Se ha colado en los hogares españoles para acercar el llamado “internet de las cosas” a la vida cotidiana, pero queda que su uso se popularice aún más y que se definan los límites de estos dispositivos para preservar la privacidad de los individuos.
Porque, en una década en la que hemos metido un ordenador en nuestro bolsillo, en la que los escándalos de escuchas de las grandes compañías han acaparado titulares y en la que hemos imaginado un futuro distópico de la mano de ‘Black Mirror’, no dejar que la tecnología absorba nuestra humanidad se dibuja, también, como una de las cuestiones clave de los próximos dos lustros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies