En Perspectiva

China y el coronavirus: de poner en cuarentena a millones de habitantes a construir un hospital en 10 días

China y el coronavirus: de poner en cuarentena a millones de habitantes a construir un hospital en 10 días

Las cifras de infectados y fallecidos por el coronavirus quedan desactualizadas a las horas de escribirse. Por eso, más allá de los números (que, no hay que olvidarlo, hablan de personas afectadas), la epidemia que sacude China y amenaza con extenderse al resto del continente y otras partes del mundo ha vuelto a poner sobre la mesa el poderío del gigante asiático en dos cuestiones: la organización de una ingente cantidad de población y la creación de infraestructuras en cuestión de días.

En relación a la primera cuestión, cabe preguntarse cómo se puede poner en cuarentena a más de 40 millones de personas, confinadas entre la ciudad de Wuhan y sus alrededores. O cómo puede llevar Wuhan, epicentro de la epidemia, cerca de un mes en esta situación. Las medidas tomadas por el gobierno chino para tratar de contener al coronavirus han abarcado distintos ámbitos, y uno fundamental ha sido el transporte. En esas ciudades en cuarentena, los viajes en autobús y taxi se han suspendido, igual que los vuelos comerciales y, en la mayoría, tampoco es posible realizar trayectos en tren.

Las autoridades también han limitado los movimientos de la población, permitiendo, por ejemplo, que solo una persona por familia pueda salir de casa cada tres días para adquirir provisiones. Muchos empleos han quedado paralizados sine díe, y en otros tantos se ha instalado el teletrabajo como única opción. Además, el uso de mascarillas se ha implantado como medida sanitaria obligatoria.

El resultado de estas iniciativas es una serie de estampas de película apocalíptica, con las calles de ciudades en las que viven millones de habitantes totalmente deshabitadas. Y todo eso, en el marco del Año Nuevo Chino, una festividad que, cada año, genera unos 3.000 millones de desplazamientos.

Levantar un hospital en 10 días

A finales del pasado mes de enero, el gobierno chino anunció que construiría un hospital en 10 días para hacer frente a la saturación de los servicios sanitarios de Wuhan. ¿Es posible, cuando en España se tardan, de media, unos siete años? China es experta en acortar tiempos de producción y cumplió con su previsión.

Ahora bien, el hospital que construyó está compuesto por módulos prefabricados que se ensamblan con tornillos, una técnica empleada por entidades como ACNUR o la FAO en la puesta en marcha de hospitales militares y de campaña. Según los expertos, no sorprende tanto la obra en términos de ingeniería como de tiempo.

Wuhan Volcan, el nombre que ha recibido este hospital, tiene una capacidad para 1000 personas, se sitúa a 25 kilómetros del área metropolitana de Wuhan y ocupa una extensión de 34.000 metros cuadrados. Es nuevo, pero no una novedad: está inspirado en el hospital de Xiaotangshan, construido en Pekín en siete días durante la epidemia de SARS del año 2003, que afectó a 8.000 personas. Por el momento, el coronavirus con epicentro en Wuhan ha afectado a más de 73.000 personas en todo el mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies