En Perspectiva

¿Cómo será viajar después del coronavirus? 5 pinceladas para imaginar el nuevo turismo

¿Cómo será viajar después del coronavirus? 5 pinceladas para imaginar el nuevo turismo

Uno de los sectores más impactados por el coronavirus es el del turismo, que supone el 10,3% del PIB mundial y el 12,3% del PIB español. Imaginando el incierto futuro que nos aguarda, cabe preguntarse: ¿volveremos a viajar? Los expertos consideran que sí, ya que el ser humano es viajero por naturaleza. Pero, al menos en el corto plazo, lo haremos de un modo diferente.

Más turismo nacional y rural

Los destinos nacionales serán los más elegidos este verano. Por el valor emocional (apoyar al país pasando las vacaciones en él), pero también por la sensación de seguridad, protección y cercanía respecto al hogar.

Además, el mundo rural se posiciona como la elección predilecta de muchos para las vacaciones de 2020. Después de haber pasado más de dos meses en casa, ¿quién no quiere respirar aire fresco y reconectar con la naturaleza? En pleno debate sobre la España rural y “vaciada”, el turismo rural se perfila como una posible palanca de crecimiento.

¿Menos avión?

Aunque los primeros viajeros internacionales hayan comenzado ya a llegar a España en avión, se espera una caída del uso de este medio de transporte en favor del tren y el coche privado. Pero, ¿será algo sostenido en el tiempo? Teniendo en cuenta que el 80% de los turistas suele llegar a nuestro país en avión, parece más bien un cambio temporal, no estructural.

Hoteles y restaurantes del futuro

La experiencia de viajar la componen diversas variables, y dos de las más importantes son el alojamiento y la restauración. Los hoteles están adaptando sus instalaciones y transformando sus protocolos y sistemas, al igual que los bares y restaurantes.

¿Qué veremos en el futuro? Menos bufés de desayuno y más servicio de habitaciones; menos llaves de habitación clásicas y más en formato contact less; menos menús en papel y más cartas en pantallas o códigos QR. El mañana (y hoy) de la hostelería y la restauración no se entenderá sin la digitalización.

Nuevas costumbres

Tras los ataques terroristas del 11-S, muchas cuestiones cambiaron en el mundo de los viajes. La seguridad se impuso entonces, y lo hará ahora (aunque entendida como seguridad sanitaria): habrá controles de temperatura en los aeropuertos de origen y de destino, se generalizará el uso de mascarillas en los vuelos y, como ya ha empezado a hacer la aerolínea Emirates, quizá incluso se empleen test rápidos en los propios aviones.

Más allá de la aviación, las playas y los espacios culturales también adoptarán nuevas costumbres, como control de aforos, venta de entradas vía online y validación de tickets a través de códigos QR. ¿Significará eso una menor masificación del turismo? Solo el tiempo lo dirá.

Seguridad, ante todo

La seguridad será un valor al alza en la nueva normalidad viajera. Los turistas buscarán sentirse seguros, ya sea en un hotel, un avión, un restaurante o un apartamento de alquiler. Y añadirán a su equipaje accesorios hasta ahora impensables, como mascarillas y geles hidroalcohólicos. Los neceseres ganarán volumen en las maletas de las próximas vacaciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para continuar navegando debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies